miércoles, 6 de diciembre de 2017

El punto limpio de Cádiz calificado notable alto para la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado en su revista Compra Maestra de diciembre de 2017 un estudio comparativo de casi cuarenta Puntos Limpios de toda España, entre ellos se ha tenido en cuenta el de Cádiz.

Las variables que se han valorado son la información al público, las horas semanales de apertura, la facilidad de uso de las instalaciones, así como la posibilidad de depositar artículos concretos tales como tabletas y móviles, juguetes, fluorescentes, cedés y deuvedés, pintura y ropa. 

Una vez analizadas todas estas variables se hace una calificación global que va de sólo una estrella, para los peores, a las cinco estrellas para los mejores. Cinco escalones, en el que Cádiz estaría en el segundo escalón, el de cuatro estrellas, al mismo nivel de puntos limpios de ciudades como Pamplona, Murcia, Carabanchel de Madrid o Gijón.

En cuanto a las horas semanales de apertura, Cádiz está muy por encima de la media nacional, con 72. Los extremos serían las 33 horas de Badajoz y las 86 de Zaragoza. 

De todos los aspectos estudiados, el peor parado hace referencia al depósito de tabletas y móviles con el peor resultado posible, una estrella. En información al público y fluorescentes está en la media nacional, con tres estrellas, mientras que el resto de variables (juguetes, cedés y deuvedés, pintura y ropa) está entre los más eficientes del país con cinco estrellas.

Otro en los que destaca, muy positivamente, el punto limpio de Cádiz es el referente a la facilidad en el uso de las instalaciones, algo importante para hacer correctamente el depósito del elemento a reciclar.

Por calificación global los puntos limpios estarían englobados así:
-5 estrellas: Manresa, Barcelona, Salamanca, Oviedo y Fuenlabrada
-4 estrellas: Cádiz, Pamplona, Logroño, San Sebastián, Madrid, Albacete
-3 estrellas: Sevilla, Almería, Gerona, Valencia
-2 estrellas: Vigo, Santander, Zaragoza
-1 estrella:  Mérida 

Hay aspectos que mantener y otros mejorar. Uno de ellos es la existencia de personas ajenas a estos centros pidiendo que se le dé los materiales, sin pasar por el punto limpio. No se especifica si en el de Cádiz pasa eso, pero lo que sí sabemos es que en los itinerantes que colocan por toda la ciudad, siempre hay una par de personas pendientes de lo que se tira para cogerlos ellos.

A esto hay que ponerle solución, no se puede poner un policía pero hay que darle una respuesta a esto.




martes, 28 de noviembre de 2017

El patrimonio en Cádiz no se cuida

Volvemos de nuevo a la catedral y su entorno. Está visto que no interesa proteger nuestro patrimonio, nuestros monumentos y sus entornos. Da igual la imagen que presente y eso se demuestra con el día.

Es cierto que esta imagen es de un momento determinado, pero tal como hemos destacado en varias ocasiones, este tipo de instantánea se repite con demasía en nuestro principal monumento religioso.

Las más habituales son los camiones de carga y descarga junto al monumento, ya en la misma plaza, sin pudor ni reparo. No es de recibo situaciones como esta en una ciudad patrimonial y turística como es Cádiz. 

La otra es la de objetos y basura en las inmediaciones. En este caso se han usado las esquinas, los resaltos, los zócalos como reposa objetos como si de una vivienda se tratara.

Ni la una ni la otra favorecen a nuestra ciudad para su protección turística. Desde las autoridades competentes en materia de limpieza, urbanismo y protección del patrimonio se debe poner más interés para evitarlas.

Ya hablamos en Por un Cádiz Mejor de las propuestas de la Zancada para regular la carga y descarga en el casco antiguo y este es un ejemplo de lo que no se debe hacer. Hay que regular en serio este tipo de asuntos para hacer una ciudad para todos.



domingo, 12 de noviembre de 2017

La familia de Carmen Gutiérrez Carrera “Uchi” agradece las muestras de cariño tras su fallecimiento

En la madrugada del viernes 10 de noviembre de 2017 falleció en su casa familiar nuestra querida Carmen Gutiérrez Carrera, más conocida como “Uchi”. De forma inesperada nos dejaba y casi sin darnos cuenta ya no está entre nosotros.

Desde ese momento hasta ahora no hemos dejado de recibir muestras de cariño y respeto, tanto en persona como a través de las redes sociales y medios de comunicación de amigos, conocidos, autoridades, asociaciones y colectivos tanto del barrio de La Viña como de Cádiz e inclusive allende nuestras fronteras locales, de forma sorpresiva para la familia.

La familia de Carmen Gutiérrez queremos agradecer de corazón a todas aquellas personas y entidades que han expresado ese amor por Uchi con hermosas palabras y su sentido pésame, como su colegio de Afanas, el coro de los Queus, la Archicofradía de la Palma, la Asociación Mujeres de Acero, la Peluquería José Manuel, la cafetería Esquinita de la Palma o el supermercado Día de la calle Cristo de la Misercordia. Queremos hacerlo con todos aquellos que han hecho feliz a Carmen en su día a día en el barrio y en la ciudad, a todos aquellos vecinos y vecinas que han tratado con ella y tienen una vivencia en estos 60 años de vida de nuestra viñera.

La familia estamos enormemente agradecidos al Ayuntamiento de Cádiz y a su Alcalde las hermosas y sentidas palabras que a título personal e institucional han hecho, y en especial, sobre todo, al cuerpo de la Policía Local de Cádiz y a sus agentes que han mostrado en primera persona su cariño tanto con Carmen como con su familia, en este momento tan íntimo en el tanatorio, tanto por hacer acto de presencia en varias ocasiones, como por escoltar el féretro de nuestra Uchi de la Viña en su último camino desde Cádiz al Mancomunado y el dispositivo puesto en marcha en el traslado que nos ha emocionado y que siempre llevaremos en el corazón.

Su idiosincracia, su forma de ser, su sonrisa siempre marcada en su cara, su gran corazón, ha hecho de nuestra Carmen Gutiérrez ser lo que ha sido, una persona popular querida por muchos, no sólo por sus más allegados, también los que de forma inesperada se la han cruzado en su vida y se han marcado por siempre por su sencillez e ingenio.


A todos, mil gracias de corazón por haber hecho feliz a Carmen en su vida, las hermosas palabras de reconocimiento y recuerdo una vez que nos ha dejado.

(Foto: Joaquín Hernández "Kiki", 1993)


sábado, 4 de noviembre de 2017

Cádiz debe plantear de forma decidida su presente y futuro de movilidad y peatonalización

Como es tradicional cada uno de noviembre se celebra en el barrio de San Carlos y su plaza de España la carrera popular de La Negrita. Una excusa para el deporte pero también para la democratización del espacio público, en esta ocasión para el deporte.

Este tipo de actividades, puntuales, hace que el uso diario del espacio se vea alterado por un día, algo que debería hacerse más constante y duradero en el tiempo. 


Durante unas horas la plaza de España y las calles por donde discurrió la carrera se transforman para acoger a esta actividad deportiva. La principal "novedad" radica en la eliminación sea total o parcial del tráfico de vehículos. 

Esto hace que tengamos una imagen más amable de la ciudad, donde los peatones disfrutan de un espacio que suele estar ocupado por los coches.

Estas jornadas "especiales" deben ser más habituales en lo que al uso del espacio se refiere. No decimos que se tenga que celebrar una cita deportiva cada día, que tampoco vendría mal, sino cambiar el uso del espacio. Ya se dijo anteriormente, hay que democratizar el espacio público para que todos lo podamos usar y así erradicar la dictadura del tráfico rodado.

Cuando hablamos de democratizar el espacio público no es otra cosa que restringir al máximo la circulación rodada y fomentar la peatonalización real de calles y plazas. Hay buenas ideas, puntuales, como la de hacerlo en la plaza de España, algo que ya el Ayuntamiento de Cádiz hizo en días concretos.

Cádiz es la ciudad perfecta para realizar un plan integral de movilidad y peatonalización. La Asociación Gaditana La Zancada ha puesto sobre la mesa una serie de propuestas encaminadas a hacer de Cádiz una ciudad más amable:


-continuar con la peatonalización de zonas proyectadas: Plazas de España y Argüelles o Paseo Marítimo.

-reducir el tráfico rodado en las calles más céntricas, reduciéndose el acceso a vehículos residentes y autorizados, así como la creación de bolsas de aparcamiento de motos en el perímetro.

-eliminar la carga y descarga puerta a puerta y sustituirla por medios no motorizados como se hacen en otras ciudades. Limitar el acceso en el interior en horarios muy limitados

-redistribuir el uso del espacio público entre coches y peatones. Ahora mismo es un 70-30 a favor de los coches. La idea radica en reducir el número y anchura de carriles y reducir aparcamientos: la zona prioritaria de actuación sería el perímetro del Casco Histórico y el frente marítimo desde las Puertas de Tierra al hotel Playa.


-prioridad del aparcamiento residencial 

-desarrollo de política pública de transportes: tranvía, tren cercanías, carril bici compatible con el peatón.

-uso inteligente del espacio público. Garantizar el acceso para los discapacitados, personas, de movilidad reducida, carros de bebé. Las plazas para el juego, estancia y paseo; respeto de itinerarios peatonales.

Durante dos décadas Cádiz ha contado con un gobierno del PP que no ha hecho todo lo que debería por la peatonalización, aunque sí bien es cierto que algunas cosas sí se hicieron. Ahora que hay un gobierno de izquierda se debe apostar de forma decidida por la movilidad sostenible, el fomento del transporte público, la peatonalización del casco histórico.

En muchas ciudades, los gobiernos progresistas están llevando a cabo medidas tendentes a democratizar el espacio público, a hacerlo más amable, a que todos puedan usar la calle, sus plazas, y no sólo el vehículo a motor. Hay que compaginar el acceso a la actividad económica con la defensa de la ciudad, de su patrimonio y en Cádiz se puede hacer. Hay que desarrollar un plan integral de movilidad y peatonalización donde se cuente con todos: vecinos, comerciantes, hosteleros, asociaciones y colectivos, porque todos somos partícipes.

Hay cientos de ciudades que tienen sus centros históricos restringidos al tráfico y sus comercios, sus establecimientos están repletos de gente, de turistas. Se tiene la idea equivocada de "si no hay coches se muere la calle", craso error que hemos podido comprobar en la misma ciudad de Cádiz.

Las administraciones públicas deben a la ciudadanía hacer una ciudad para todos y no sólo para los coches. Está en su mano y los vecinos y vecinas, de hoy y de mañana lo pedimos.








jueves, 5 de octubre de 2017

Casa del Almirante y Restaurante del XVIII en Callejón del Pirata, proyectos estancados en El Pópulo

Dos edificios emblemáticos de Cádiz, en el barrio de El Pópulo, siguen cerrados a cal y canto, son la casa del Almirante en la plaza de San Martín y Callejón del Pirata que linda con la Catedral y que destaca de lo más alto de la escalerilla de la plaza de la Catedral.

En el primero de ellos, el de la casa del Almirante lleva más de una década cerrado, sin que pudiera salir adelante un hotel de cinco estrellas, que se iba a convertir en el primero de esta categoría en la ciudad. La crisis económica imposibilitó que se llevara a cabo. 

Como tantos inmuebles pasó a manos de entidades bancarias y es ahora, en este 2017, cuando la cadena hotelera Hotusa se ha hecho con este edificio de El Pópulo para construir un hotel de "gama alta", de la marca Eurostars Hotel con presencia en las principales ciudades del mundo como Berlín, Roma, París o Nueva York. 

Aún se está haciendo el proyecto sin que haya transcendido las estrellas aunque sí se habla que será un establecimiento "de altos estándares de calidad y cuidado interiorismo, un tipo boutique", un hotel singular al estilo de los que existen en Córdoba con el Maimónides o Palacio Bellavista en Toledo. 


El segundo de los edificios es el del Callejón del Pirata que linda con la Catedral, donde se proyectaba un restaurante ambientado en el siglo XVIII, así como un bar chill our, donde se iba a integrar los restos romanos que alberga.

El proyecto data de 2014 y fue paralizado en 2015 dado que la Comisión de Cultura de la Junta de Andalucía no dio autorización a las obras que se estaban ejecutando en un edificio que se ubica en un entorno BIC donde la protección es máxima.

Ha sido en este 2017 cuando la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz ha cancelado la licencia de obras de este proyecto.

Mientras tanto, tanto uno como otro proyecto están parados y el tiempo pasa para ambos inmuebles, vacíos de contenido y no ayudando a que el patrimonio se mantenga y reserve. Buenos proyectos que iban a desarrollar esta zona importante de Cádiz, tan importante patrimonialmente hablando. Esperemos que el hotel se haga lo antes posible para revitalizar a El Pópulo dado que sería lo que le falta, un recinto hotelero singular y de calidad.

Más complicado parece el del restaurante en el Callejón de los Piratas. Bien es cierto es que la administración debe velar por la no destrucción del patrimonio, su cuidado y mantenimiento, pero antes de paralizar totalmente un proyecto se puede y debe adaptar a lo que la normativa dice y máxime cuando han sido paradas por unas decoraciones en la fachada que son susceptibles de ser cambiados, para su adaptación.

Esperemos que el proyecto se pueda retomar en un futuro cercano porque la idea era muy buena y el enclave excepcional. De momento, un edificio a medio rehabilitar junto al principal monumento de Cádiz, la catedral.





lunes, 25 de septiembre de 2017

Lo público retoma la rehabilitación en el Casco Antiguo de Cádiz

La rehabilitación de viviendas vuelve al Casco Antiguo tras aquel plan de rehabilitación de viviendas realizada por la oficina del Casco Histórico de la Junta de Andalucía acorde al decreto de 1999 donde la exclusividad en la materia las asumía en solitario la Junta de Andalucía, era el Plan de Rehabilitación del Casco Antiguo de Cádiz.

Mucho ha llovido desde entonces, mucho ha mejorado la situación en los barrios tradicionalmente problemáticos en materia de vivienda, como son Santa María, El Pópulo y La Viña. Ahora, cuando la crisis va remitiendo aunque aún persiste, la administración competente, la Junta de Andalucía, ha puesto en marcha las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRUs) tras varios acuerdos firmados en 2014 y 2015 con el Ministerio de Fomento y Vivienda. En Cádiz hay dos ARRUs: Barriada de la Paz y Casco Antiguo.

Varios proyectos incluidos en estas 37 fincas previstas sería las once viviendas Troilo 1-3, a la espalda del arco de entrada en Santa María por la Cuestas las Calesas, Santo Domingo 14, Paraguay 10 y el destacado en esta noticia en el barrio de la Viña, las seis viviendas en el Corralón de los Carros 48-50. 

Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Cádiz han acordado llevar a cabo actuaciones de mejora de vivienda, usando fondos del Plan Estatal de Viviendas, Fondos Europeos y propios del Ayuntamiento para proyectos de rehabilitación de edificios para viviendas de alquiler social. 

Son los casos propuestos de siete viviendas en la calle Santa María, 10 en el barrio de Santa María; En el Balón, veintiocho viviendas en el número 4 de la calle Doctor Marañón y en la zona de Callejones, catorce viviendas en el número 11 de la calle Cruz. Estos se harán principalmente con fondos municipales de la empresa PROCASA, una década después de su última intervención de rehabilitación.


Esta promoción en las viviendas municipales en la calle Doctor Marañón es un caso especial porque va a participar en un programa piloto a escala europea de mejora de eficiencia energética de edificios, de la mano de la UCA. Un programa de investigación de la mano del proyecto Horizon.

Este edificio, con proyecto de rehabilitación ya ejecutándose, mejorará 28 viviendas en el Balón, que irán en régimen de alquiler. Otra forma de buscar fondos en este caso europeos, para ejecutar obras de mejora en viviendas. El de Cádiz será para estudiar la eficiencia de edificios en climas cálidos, otros tres participarán en otros climas de nuestro continente, uno danés y otro británico en el clima atlántico, y un cuarto, en Suiza, de clima continental.

Un informe municipal de la Delegación de Viviendas, el "Mapa de Ocupación y desocupación de vivienda" estima que en esta última zona de los Callejones, se está concentrando los problemas de vivienda en el Casco Antiguo.

Tras las fuertes intervenciones de mejoras en otras zona como La Viña, El Pópulo o Santa María, el problema se ha mantenido en esta zona donde sí se ha intervenido, pero no en el mismo nivel que en estos otros barrios. 

Según este informe el 24% de sus viviendas están desocupadas, sería calles como Cruz, María Arteaga, San Vicente, Callejones de Cardoso, Pasquín, Sargento Daponte, Regimiento Infantería de Cádiz o Garaicoechea. Está claro que es en esta zona donde se tiene que incidir en promociones públicas, sin dejar de hacerlo en los barrios donde tradicionalmente se ha hecho porque aún hay mucho por hacer.

Aquí la que tiene la competencia es la Junta de Andalucía, que cuenta con su oficina propia de rehabilitación en la calle Cristóbal Colón, así como la Delegación de Viviendas del Ayuntamiento de Cádiz con su empresa municipal de Viviendas, Procasa, que es la promotora. 

Independientemente a la inversión pública, el Ayuntamiento tiene una enorme herramienta para la mejora de fincas con infraviviendas, el Plan General de Ordenación (PGOU), donde se puede requerir a propietarios la mejora de habitabilidad de sus edificios.








miércoles, 20 de septiembre de 2017

El cinturón universitario va cerrando eslabones: Colegio Mayor, Olivillo y Valcárcel... faltaría Naúticas

El cinturón universitario desde la playa de La Caleta hasta el parque Genovés va tomando forma con los nuevos aires en los edificios abandonados desde hace años.

El más emblemático de ellos, no por su significado espacial pero sí por el simbólico en el tiempo es el del Olivillo, un ejemplo de arquitectura racionalista. Un edificio que llevaba 35 años cerrados y que por fin ya se ha puesto la primera piedra del proyecto que le va a dar contenido a este inmueble protegido: el Centro de Transferencia Empresarial, "un espacio de confluencia entre empresas y universidad para el impulso de sectores industriales y empresariales desde la innovación y como apoyo a los emprendedores". 

"Se convertirá en el epicentro de la innovación y transferencia de la Universidad de Cádiz, pero es un centro que va más allá de la UCA, en donde tendrán presencia otras entidades y organizaciones empresariales" , tal como se dice en la web de la UCA.

El segundo de los edificios es el tesoro de este frente universitario. Se trata del antiguo Hospicio Valcárcel, que lleva también sus años cerrado, 15 en total.

Este bien de interés cultural tenía como primer proyecto de Hotel de cinco estrellas por parte de un grupo nacional que finalmente se truncó por la crisis. 

Un periodo de ocupación ciudadana y auto gestión para darle uso a este inmenso espacio vacío en pleno barrio de La Viña. Con denuncia de por medio a los que allí hicieron sus actividades culturales y que terminaron absueltos de delito alguno.

Finalmente es la Universidad de Cádiz la que se hará cargo del inmueble tras un acuerdo a varias bandas entre Ayuntamiento, Diputación y Universidad, una vez el edificio revirtió al ente originario, la Diputación Provincial de Cádiz. Se ubicará la Facultad de Educación, que retornará a la ciudad y campus del que jamás tuvo que salir, el de Cádiz. Cinco años por delante para hacer realidad este proyecto que revitalice a la Viña y el Balón.

El tercero de los edificios es el Colegio Mayor Beato Diego, cerrado en 2002 y 15 años de cierre. Varios han sido los intentos de rehabilitación pero los cambios normativos y la propia crisis ha impedido que se pudiera llevar a cabo. En el curso 2018/19 está previsto su apertura.

El cierre de este edificio y su deterioro por el abandono obligó inclusive a la cofradía universitaria de Jesús Caído a cambiarse de sede.

La guinda para ir cerrando este cinturón es la Escuela Naútica, un excepcional edificio de arquitectura ecléctica propia del primer racionalismo y que está integrado en el Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea.

Sobre este edificio, como otros tanto de la ciudad, surgió la posibilidad de su derribo por los costes de su rehabilitación para asegurar la seguridad. Esto se hace complicado por varios motivos, primero porque está enclavado en un entorno BIC y segundo porque el edificio en sí tiene nivel de protección ambiental en el plan general de ordenación municipal urbana de Cádiz, donde hay que respetar, al menos, la fachada principal a la Caleta y los volúmenes.  

La Junta de Andalucía, propietaria del edificio, intentó por todos los medios que se declarara en ruinas para su derribo en 2013, algo a lo que la Justicia se ha negado en 2016. A principios de este año se presentó la posibilidad de que allí se ubicaran unos juzgados. De momento todo parado y el edificio deteriorándose cada día que pasa. Ya son nueve los años los que han pasado desde que se cerraron sus puertas.